El género en el castellano y en el euskera – Evie VanDerveer

Una gran diferencia en la declinación entre el euskera y el castellano es que el castellano tiene género. La declinación es una cosa morfológica que expresa relaciones gramaticales adentro de una oración. Sirve para marca las relaciones diferentes para que hayan diferencias notables. Marca las partes diferentes, por ejemplo, marca el sujeto, el objeto directo, y el objeto indirecto. La declinación puede ser el género, el número, o el caso.
En español, existe el género para los sustantivos lo que sirve para marcar su clasificación. Para los sustantivos sin género natural, el género es algo arbitraria. Por ejemplo, la palabra ordenador no tiene nada que ver con los genitales de un varón. Sirve solamente para clasificar el sustantivo.
En el euskera, marca el género natural diferente también. Por ejemplo, en las palabras hijo, hija, e hijos (pueden ser cualquier mezcla de hijos con género natural de mujer o de hombre) se puede ver la misma raíz y el único diferencia es el sufijo (-a o -o). Pero, esas palabras en euskera no funcionan en la misma manera. La palabra hijo en euskera es ¨seme¨ y la palabra hija es ¨alaba¨. Se puede ver que las palabras no tienen la misma raíz. En este sentimiento parece un poco como el inglés con las palabras ¨son¨ y ¨daughter¨. Para pluralizar las palabras para hijo y hija es algo diferente también. Se pone las palabras juntos y se dice ¨seme-alaba¨. También para la palabra padres (en un sentimiento general) se usa una palabra muy diferente de la palabra para madre o la palabra para padre. Se dice ¨ama¨ para madre y ¨aita¨ para padre y para ambos se dice ¨guraso¨.
Hay poco influencia en el euskera del castellano en términos de género. En algunas palabras de parentescos hay género. Por ejemplo, las palabras para primo y para prima en euskera tiene género. Se dice lehengusu para un primo y para una prima se dice lehengusina (solamente añande –ina en vez del -u). En esto sentimiento parece como el castellano. Adémas, si las palabras tienen una raíz muy antiguo, se puede ver la influencia del castellano o del latín en las palabras (en terminos de género). Por ejemplo, se puede ver en las palabras para el rey y la reina. En euskera, la palabra para un rey es ¨errege¨ y para una reina ¨ erregina¨. Solamente añade una –ina en vez del –e. Se parece muy similar a la manera que se dice primo y prima.
Si el euskera no usa el género para clasificar sus palabras, ¿Cómo se clasifica? Se clasfica por el número (singular, plural, indeterminado). Por ejemplo, el sufijo para el singular es –ari y una oración donde se puede ver este es ¨Gizonari eman dio¨ (Lo que significa lo ha dado al hombre). Demuestre el uso del hombre cuando solamente hay uno hombre. El sufijo para plural es –ei y una oración que demuestre que significa más de uno hombre es ¨Gizonei eman die¨ (Lo que significa lo ha dado a los hombre ). En euskera hay otra forma de plural lo que es indefinido y es marcada por el sufijo –i y esta oración puede demonstrar el uso del indefinido Zein gizoni eman dio? (Lo que significa ¿A qué hombre(s) se lo ha dado?)
No parece que hay influencia del castellano en la lengua euskera en términos de género para los sustantivos inanimados. En el castellano el género funciona para clasificar los sustantivos. Es un tipo de declinacion. Aunque este tipo de clasficacion no existe en la lengua euskera, hay otra manera para clasificar las palabras en una oración.

Advertisements
Categories: Uncategorized | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: